viernes, 29 de mayo de 2009

Respiración artificial


Respiración artificial (Anagrama, 2008)
por Ricardo Piglia
Argentina, 1980

"¿Hay una historia?" (Respiración artificial, p. 13)

¡Qué librazo! Escrita y publicada en plena dictadura militar, Respiración artificial hace frente al problema de "cómo narrar los eventos reales" (19) por desafiar al lector a que lea entre líneas para comprender todo lo que pasa dentro de la novela. Aunque un resumen del argumento va a ser inadecuado en cuanto a la originalidad y la riqueza de la obra, lo esencial tiene que ver con la correspondencia a larga distancia entre un tal Emilio Renzi, un novelista apolítico de la capital, y su tío Marcelo Maggi, un historiador con simpatías izquierdistas que vive en provincias. Cuando éste desaparece sin motivo, la historia familiar se convierte en otra cosa enteramente: la búsqueda de respuestas en un mundo donde el libro en que trabajaba Maggi, una biografía sobre Enrique Ossorio (el controvertido "traidor" y "patriota" del siglo XIX argentino), parece sacar a luz a todos los males de la llamada "realidad nacional" del presente. Si este esboso mío te parece un poco seco o pesado, no te preocupes. La pura verdad es que Piglia te engancha con su audacidad narrativa (un texto que se revela como un híbrido de la novela epistolar, la novela policíaca, y una obra de crítica literaria que es sumamente provocadora), un estilo elíptico, y un reparto maravilloso que a veces parece anticipar a los personajes de Bolaño y Vila-Matas con sus debates desenfrenados sobre la literatura y la vida (Arlt contra Borges, Joyce contra Kafka, etc.). En resumen, ¡un libro de puta madre! (http://www.anagrama-ed.es/)
*
Artificial Respiration (Duke University Press, 1994)
by Ricardo Piglia (translated from the Spanish by Daniel Balderston)
Argentina, 1980

"Is there a story?" (Artificial Respiration, p. 11)

Wow, what a book! Written and published during the middle of Argentina's military dictatorship, Artificial Respiration (Respiración artificial) bravely takes on the problem of "how to narrate real events" (17) by challenging the reader to read between the lines to understand all that's going on within the confines of the novel. Although any summary of the work will fail to do justice to its originality and richness, a skeletal outline of the plot has to do with the long-distance correspondence between Emilio Renzi, an apolitical novelist from Buenos Aires, and his uncle, Marcelo Maggi, a historian with leftist sympathies who lives out in the provinces. When the latter disappears for no apparent reason, the family drama morphs into something else entirely: the search for answers in a world where the book that Maggi has been working on, a biography of the controversial 19th-century Argentinean "traitor" and "patriot" Enrique Ossorio, may shed all too much light on the horrors of the so-called "national reality" of the present. If this sounds like dry and tedious reading, not to worry. Piglia hooks you in with his narrative audacity (a text that reads like an epistolary novel, a detective story, and a provocative piece of literary criticism all rolled into one), an elliptical style, and a marvelous cast of characters that sometimes seems to anticipate the creations of Bolaño and Vila-Matas with their delirious debates about literature and life (Arlt vs. Borges, Joyce vs. Kafka, etc.). In short, a great fucking book! (http://www.dukeupress.edu/)

Ricardo Piglia

5 comentarios:

  1. Hola, Richard!
    Empecé esta novela hace un año y medio pero la paré por la mitad, no recuerdo por qué, porque su lectura me encantaba. quién sabe en qué estaría pensando.
    ricardo piglia es un escritor asombroso. plata quemada es un librazo, y el cuento el fluir de la vida es uno de los más me gustaron leer (tal vez esté en google, je).
    esta mitad de año retomaré respiración para saber qué pasa con el polaco.
    no entiendo cómo pude dejar la novela cuando apareció el polaco. hay cosas inexplicables.
    respecto a la pregunta sobre vila-matas. a mí me gustaron otros libros de él y otros la verdad es que son malos. pero los que son buenos, son simplemente geniales. "el mal de montano", "lejos de veracruz", y sobre todo "hijos sin hijos". siempre un caballero vila-matas, aunque lo que cuenta se ponga truculento.
    un abrazo, richard

    ResponderEliminar
  2. Richard - I've put this one on hold at the library and I finally got a copy of The Bone Gatherers. I plan on reading that one over the summer.

    You are right, I've been very lucky with my book choices so far this year. Just started 2666...I can not believe I waited so long to read Bolano. I really wish I could read it in Spanish but I think Wimmer's translation is phenomenal.

    ResponderEliminar
  3. Hola Richard: allá por el 89 compré una edición de Respiración artificial en cuya tapa aparecía un tipo con máscara de gas o algo parecido. Recuerdo que la leí nada más, puede a veces quedar el recurdo vacío? eso quiere decir que no entendí una bosta. El más pasado conseguí la misma edición que corona tu post y comencé a leer unos párrafos, pero como Ever, qué me dio por abandonarla, ignoro.
    Tu reseña está muy buena, líquido revelador para mi memoria.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. *e.r.: ¡Hola! ¿Cómo andás? "Respiración artificial" fue mi primer encuentro con Piglia (bueno, además de ver la película de "Plata quemada"), pero tendré que leer más de él lo antes posible. ¿"Asombroso"? Por cierto. También estoy de acuerdo contigo que el polaco, Tardewski, es un personaje genial. Tan genial, de hecho, que he pedido prestado un libro de Gombrowicz de la biblioteca. En cuanto a Vilas-Matas, muchas gracias por tus sugerencias y avisos. Añadiré estes títulos a la lista. ¡Nos vemos!

    *Gavin: The Piglia novel is one of my favorites of the year so far, so I hope you like it. Glad your copy of "The Bone Gatherers" arrived, too. I've heard nothing but good about Wimmer's earlier translation(s) of Bolaño, so I'm sure you're in good hands there. I hope to read all of Bolaño's stuff eventually. Until then, thanks for dropping by!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Mariano! Perdona la demora en responder a tu comentario, pero resulta que estaba perdida en la moderación de comentarios de Blogger y no lo descubrí hasta ayer. De todos modos, interesante tu experienca con la novela de Piglia. Algo parecido ocurrió conmigo cuando empecé a leer "El maestro y Margarita" de Bulgakov el año pasado. Después de los primeros capítulos, me di cuenta que había leído el libro (o una parte del libro) hace años sin recordarlo. Qué raro. Supongo que tendré que terminar la novela un día de estos. Bueno, gracias por la visita y te mando un saludo cordial.

    ResponderEliminar