domingo, 5 de enero de 2020

Les gouvernantes

Les gouvernantes (Champ Vallon, 1992)
por Anne Serre
Francia, 1992

Les gouvernantes [Las institutrices; en inglés, The Governesses], la divertida primera novela de la francesa Anne Serre, tiene toda la riqueza narrativa de una fábula, un cuento de hadas erótico o incluso una novelita de don César Aira.  Las tres institutrices del título, Eléonore, "une espèce de femme à la manière d'Ingres" ["una especie de mujer en el estilo de Ingres"], Laura, "plus douce, plus tendre" ["más dulce, más cariñosa"], e Inès, "très espagnole...la plus vive des trois" ["muy española...la más vivaz de las tres"] (61-62), viven en un mundo cerrado y casi mágico centrado en la casa y el terreno de sus empleadores el monsieur Austeur y la madame Austeur.  Allí las adolescentes organizan fiestas elaboradas para los chicos de la casa, tienen aventuras amorosas bastante picantes, van de excursiones desnudas y otras cosas por el estilo.  Serre tiene una manera traviesa con sus palabras como se puede ver en las descripciones de sus protagonistas: se dice que Laura tiene "une langue serpentine" ["una lengua serpentina"], Eléonore está sujeta a "vipérines pensées" ["pensamientos venenosos"] y, una mañana, todas las chicas "s'arment de stylets" ["se arman con tacones de aguja"] y llevan "un aspic entre leurs seins" ["una víbora entre los senos"] (57, 62 y 63).  El lenguaje, aunque juguetón, está enriquecido por su lado sexualizado y sus alusiones ironizantes a la historia de Eva y la serpiente.  Serre, que recién publicó una novela que se llama Viaje con Vila-Matas en la que el famosísimo español se convierte en el narrador del libro, también demuestra una sensibilidad caprichosa en cuanto a su punto de vista autorial; una escena concluye con el comentario que "C'est une scène pareille à celle d'un conte, parce qu'alors des animaux apparaissent à la lisière du bois" ["Es una escena semejante a la de un cuento porque luego aparecen unos animales en el borde del bosque"] (69) y otra, cerca del final, concluye con la desaparición de los personajes de la página.  Genial.

Anne Serre

4 comentarios:

  1. This sounds vaguely familiar, but I can't say I knew anything about it or about Serre before getting to your post. I'm curious about the Vila-Matas book, but have also noted down this one for follow up the next time I go hunting for books in French (though I see there's an English translation available). Some of the reviewers on Amazon seem to have been nearly frightened out of their wits by the air of scandale around it.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Very belated thanks for your comment, Scott. Serre came recommended to me by Frances of Nonsuch Book, and she delivered the fun and provocations I'd expected in spades. Funny to hear about the Amazon consternation--I guess I'm pretty jaded!

      Eliminar