martes, 21 de febrero de 2012

El escritor en el bosque de ladrillos. Una biografía de Roberto Arlt

El escritor en el bosque de ladrillos.  Una biografía de Roberto Arlt (Debolsillo, 2008)
por Sylvia Saítta
Argentina, 2000

Sylvia Saítta, profesora de Literatura Argentina del Siglo XX en la Universidad de Buenos Aires y la autora de aun más obras sobre el entorno cultural bonaerense que me gustaría leer en algún momento, nos ha regalado un trabajo de gran valor en El escritor en el bosque de ladrillos: una biografía mesurada, de confianza, y estudiosa sobre el controvertido autor de Los siete locos.  Si la biografía de Saítta es hasta cierto punto carente de anecdótas alocadas acerca de la vida personal de su sujeto, en su lugar la obra profundiza en algo más importante: el sentido en que el novelista, dramaturgo y periodista Arlt se retrató como un hijo de sus propias obras y un escritor de las calles mediante su escritura estilo "cross" a la mandíbula.  Como de costumbre en materias arltianas, me gustó saber algo de las rupturas estéticas entre Arlt y Borges.  Saítta, por ejemplo, comparte las anécdotas de cada escritor en cuanto a la creación de sus primeras obras publicadas y nos deja con esta observación llamativa acerca de "la muy precisa y nada romántica vinculación entre literatura y dinero" de Arlt:

  En este sentido, se diferencia notablemente de Jorge Luis Borges quien confiesa que, cuando en 1923 publicó su primer libro Fervor de Buenos Aires, no sólo pagó trescientos pesos por la edición sino que no se le ocurrió llevar ni un solo ejemplar a las librerías ni a los diarios, y recuerda que Arturo Cancela negaba que sus libros se vendieran mucho porque 'si los otros escritores se enteraban de eso pensarían que sus libros estaban escritos para el vulgo y que no tendrían ningún valor'.  Para Arlt, en cambio, escribir es hacerse pagar, y el dinero, como señala Ricardo Piglia, aparece como la garantía que hace posible la apropriación y el acceso a la literatura" (21-22).

Además de estos asuntos literarios más o menos esperados, a mí también me gustó la inesperada complejidad psicológica de la obra en general.  Dos anécdotas relacionadas con el viaje a Sevilla de Arlt en el año de 1935 serán suficientes para apreciar el sabor de esto.  En la primera, Saítta llama la atención a cómo el periodista de El Mundo sufrió "tres emociones violentas y inolvidables" (en las palabras de Arlt) al "tener en sus manos una carta original de Miguel de Cervantes Saavedra dirigida al rey, contemplar el retrato de Hernán Cortés y leer las cartas de Cristóbal Colón.  Con el material recopilado, escribe una nota de divulgacion para la revista El Hogar" (198).  En la segunda, Saíta hace hincapié en las calidades de Arlt como una especie de canalla entre canallas cuando describe cómo el cronista superó las protestas de unas gitana al ser fotografiadas: al confesar que "soy ladrón", el estafador bonachón Arlt ganó la partida y las gitanas "se dejaron retratar gratis" (198).  Quizá a causa del éxito de Saítta en lo que refiere a presentarnos un Arlt de carne y hueso en vez de un Arlt del mito, tengo que decir que era más y más difícil leer de los años últimos de Arlt y de cómo su desesperación económica se había "casi convertido en un personaje de sus propias ficciones" con su entusiasma para inventar medias eternas y cosas por el estilo (289).  En un epílogo conmovedor, la biógrafa sostiene que la última mujer de Arlt, entrevistada por el libro por Saítta, podía entender los sentimientos encontrados provocados por la vida del grosso ríoplatense: "Con mi marido me peleaba eternamente, y sin embargo pienso en él todas los días" (299).  (Debolsillo)

Sylvia Saítta

Perdiendo tiempo en línea hace poco, descubrí este enlace al programa de la materia para la asignatura de Literatura Argentina II enseñada por Sylvia Saítta en la UBA en 2011.  ¡Qué enloquecimiento genial! Por supuesto, este programa va a ayudarme mucho en lo venidero.

6 comentarios:

  1. Oh I never heard of Arlt Richard of to look him up ,I d love to study Argentina literature one of my favourite countries to read from the books I ve read always seem so vivid and rich ,all the best stu

    ResponderEliminar
  2. Stu, you're in for a treat--check out Mad Toy or better yet The Seven Madmen to see how a guy who supposedly "wrote badly" eventually became part of the Argentine canon. Wild stuff! Have you read any of Bolaño's essays on Argentinean literature? He thought the country produced some of the 20th century's finest authors, and I'd be hard pressed to disagree with him on that point.

    ResponderEliminar
  3. Interesting difference between Borges and Arlt regarding money.

    Arlt was amazing! The Seven Madmen is one of the greatest novels I've ever read; I still giggle every time I think of the Astrologist's plan to fund the revolution using a network of whorehouses. Mad stuff, Bolaño is absolutely right: Argentina produced many of the greatest names of 20th century literature.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, anybody who'd call The Seven Madmen one of his all-time greatest is all right by me! I love the Astrologist's plan to fund the revolution, but I also am interested in the many aesthetic differences between Arlt and Borges in general. Always eye-opening. Cheers!

      Eliminar
  4. HOla, Richard!!! Leí hace mucho esta biografía y la verdad es que Saítta es mucho más interesante que el mismo Arlt, que es un escritor cuyas novelas me aburren siempre, demasiado, y me siento culpable, pero ronco con un par de páginas de los siete locos o los lanzallamas, un ronquido espantoso me sale, y lo critico mentalmente antes de roncar porque lo veo cursi, kitsch, falsísimo. En cambio sus aguafuertes me gustan mucho y también sus cuentos. Alguna vez indagaré el rechazo que me produce, hasta ahora solo es su cursilería y todo el palabrerío complemente impostado que tiene, pero seguramente hay algo más. En sus cuentos y aguafuertes no deja pasar esa parte de su literatura y por eso son tan buenos. No sé si "tan" buenos, en todo caso buenos...
    SAludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ever! Tengo entendido que hay desigualdades y cursilerías entre las otras obras de Arlt, pero ¿roncar con Los siete locos? Imposible. De todos modos, gracias por mencionar las aguasfuertes y los cuentos, de que solo los conozco en parte. De Saítta, espero poder más en el futuro (me parece una investigadora valiosa). ¡Saludos!

      Eliminar