viernes, 28 de marzo de 2014

Días de combate

Días de combate (Lecturas Mexicanas, 1986)
por Paco Ignacio Taibo II
México, 1976

Días de combate, la primera de nueve novelas policíacas que presenta al detective mexicano Héctor Belascoarán Shayne en el papel principal, no es innovador en cuanto a su material gráfico ni a su argumento: como de costumbre, hay una especie de juego de ajedrez entre un detective y un asesino en serie, un desenlace que se puede prever de lejos, etcétera.  Por otra parte, lo que practicamente garantiza que yo voy a leer otra novela de Taibo II en el futuro es 1) la pulsación anárquica de la prosa del novelista y 2) la calidad artística de la imagen del DF pintada dentro de sus páginas.  Por lo que se refiere a éste, este mini retrato es típico del estilo afiebrado de la obra: "En los últimos minutos, los ruidos del tránsito habían comenzado a crecer; el torrente de la jodida fiesta de humo y claxonazos, escapes aullando y semáforos en rojo: la sinfonía de las siete de la noche" (11).  Y algunos buenos ejemplos de la mirada mordaz del protagonista incluyen las descripciones de la Ciudad de México como un "pozo sin fondo" (25), "la olla de agua sucia de siempre" (29) y "el monstruo urbano" (144).  Aunque PIT también tiene el alcance descriptivo a tomar las medidas a una chilanga guapa de manera memorable ("A la luz de la mañana lucía como esas apariciones de película francesa que dejan al espectador envidiando al actor durante un minuto", [142]), estoy seguro de que lo que verdaderamente no vaya a olvidar hasta que haya transcurrido mucho tiempo son las descripciones de México como una metrópoli monstruosa --"como el vientre fétido de una ballena, o el interior de una lata de conservas estropeada" (25)-- y como el escenario del crimen politizado de modo inequívoco --"La policía utilizaba sus métodos tradicionales: la mexicana alegría (torturar a cuarenta lúmpenes, soltar 100 pesos a cien chivatos del hampa policiaco y aumentar el número de patrulleros nocturnos)" (20).  ¿La tapa?  Fea, de pacotilla.  ¿El libro?  Jodidamente divertido.

Paco Ignacio Taibo II

4 comentarios:

  1. So after 2666 you're still not fed up with Mexican murders? I keep telling myself I need to read a good crime novel again, but they're so hard to come by.

    What's DF by the way?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fortunately or unfortunately, Miguel, the plot was formulaic enough that these crimes didn't bother me as much as the ones depicted in 2666. But I did feel a little wary about that at first! I also enjoyed Taibo's descriptive writing and the energy and pace of the novel overall, which probably helped as well.

      P.S. "DF" is just the Mexican Spanish abbreviation for "Distrito Federal" or Mexico City. I'm not sure how commonly the abbreviation is used in other countries, which is something I maybe should have kept in mind.

      Eliminar
  2. Hola, Richard. A mí ésta me aburrió bastante. Es tal como decís: esquemática, de molde. Si te interesan las descripciones de la Ciudad de México, te recomiendo Agua quemada de Carlos Fuentes, y también Las batallas en el desierto de José Emilio Pacheco (la ciudad en los años 40). ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Martín. Aunque totalmente coincido con vos en cuanto al estilo esquemático de Taibo, me gustó su lenguaje y/o sus descripciones de la ciudad. Ya he leído Las batallas en el desierto pero gracias por la recomendación de Agua quemada. ¡Un saludo!

      Eliminar