lunes, 1 de febrero de 2010

El olvido que seremos

El olvido que seremos (Planeta, 2007)
por Héctor Abad Faciolince
Colombia, 2006

"Cuando me doy cuenta de lo limitado que es mi talento para escribir (casi nunca consigo que las palabras suenen tan nítidas como están las ideas en el pensamiento; lo que hago me parece un balbuceo pobre y torpe al lado de lo que hubieran podido decir mis hermanas), recuerdo la confianza que mi papá tenía en mí.  Entonces levanto los hombros y sigo adelante.  Si a él le gustaban hasta mis renglones de garabatos, qué importa si lo que escribo no acaba de satisfacerme a mí.  Creo que el único motivo por el que he sido capaz de seguir escribiendo todos estos años, y de entregar mis escritos a la imprenta, es porque sé que mi papá hubiera gozado más que nadie al leer todas estas páginas mías que no alcanzó a leer.  Que no leerá nunca.  Es una de las paradojas más tristes de mi vida: casi todo lo que he escrito lo he escrito para alguien que no puede leerme, y este mismo libro no es otra cosa que la carta a una sombra".  (El olvido que seremos, 22)

El martes 25 de agosto de 1987, el padre de Héctor Abad Faciolince fue asesinado en Medellín por un sicario de motocicleta.  Un amigo del padre, Leonardo Betancur, también fue matado durante el mismo ataque por otro matón.  El olvido que seremos, escrito casi 20 años más tarde de los asesinatos como un homenaje al valor de la vida humana frente a la violencia y a los males que nos rodean, es por consiguiente una especie de epitafio tanto como un libro de memorias.  Vale la pena de leerlo.  En prosa sencilla, directa, y llena de ternura, Abad Faciolince comparte un retrato de una familia colombiana "normal" (normal en el sentido de que no era ni rico ni pobre) que me impactó mucho.  Me gustaron las varias anécdotas familiales, por supuesto, pero también me gustó ver el cariño particular entre padre e hijo.  No estoy acostumbrado a hablar del tema en cuanto a los libros de ficción que leo, lo cual puede decir mucho sobre los defectos de las novelas que elijo o mucho sobre mis gustos en ficción, qué sé yo.  En todo caso, un éxito de la obra de Abad Faciolince es que el escritor nos presenta con una biografía mesurada de una persona completamente fuera de lo normal en cierto sentido: un doctor humanista que, en su trabajo como profesor y periodista y como el fundador de la Escuela Nacional de Salud Pública, se reveló ser un leal amigo de los pobres de su país.  Un hombre de sentimientos izquierdistas claro, pero un hombre de moderación cuya única revolución de verdad fue la de los derechos humanos.  Leyendo de todos los hombres que fueron matados a causa de su participación en la Comité para la Defensa de los Derechos Humanos de Antioquia en aquel entonces, quizá debe aclarar que "moderación" no es la palabra adecuada para hablar de los héroes que luchaban contra la injusticia en los '80.  En resumen, El olvido que seremos (el título viene de un trozo de un poema de Borges, encontrado en los bolsillos de Héctor Abad Gómez después de su muerte) es un libro tristísimo pero muy hermoso a la vez.  Recomendado.  (http://www.editorialplaneta.com.co/)

Héctor Abad Faciolince

"Han pasado casi veinte años desde que lo mataron, y durante estos veinte años, cada mes, cada semana, yo he sentido que tenía el deber ineludible, no digo de vengar su muerte, pero sí, al menos de contarla.  No puedo decir que su fantasma se me haya aparecido por las noches, como el fantasma del padre de Hamlet, a pedirme que vengue su monstruoso y terrible asesinato.  Mi papá siempre nos enseñó a evitar la venganza.  Las pocas veces que he soñado con él, en esas fantasmales imágenes de la memoria y de la fantasía que se nos aparecen mientras dormimos, nuestras conversaciones han sido más plácidas que angustiadas, y en todo caso llenas de ese cariño físico que siempre nos tuvimos.  No hemos soñado el uno con el otro para pedir venganza, sino para abrazarnos".  (El olvido que seremos, 254)

13 comentarios:

  1. Enjoyed reading your review of El olvido que seremos, as you put it "un libro tristísimo pero muy hermoso a la vez." I get a sense of that from the last line of the paragraph you quoted..."casi todo lo que he escrito lo he escrito para alguien que no puede leerme, y este mismo libro no es otra cosa que la carta a una sombra".
    I had not heard of Abad Faciolince...thanks for this introduction to his work. Curious how you came across his work or when you first heard of his writing?

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Richard!
    Desde hace algún tiempo he sentido curiosidad por este autor, pero no había leído sobre esta obra tan humana y conmovedora.
    De verdad que me encantó tu reseña, ¡un saludo!

    ResponderEliminar
  3. *Hi Lourdes! I don't remember exactly how I first heard about El olvido que seremos, but I remember coming across a review of it 2 or 3 years ago that sounded really interesting (I think I was either following up on a comment that I had come across to the effect that there aren't many Latin American memoirs in relation to the rest of the world's publishing industries OR looking up Colombian writers not named García Márquez for some reason). In any event, I understand that it was a huge commercial and critical hit in Latin America--and I have since heard that Abad Faciolince's 2003 novel Angosta is also supposed to be really good. Glad you enjoyed the review and hope you get a chance to check out Olvido for yourself some day. Cheers!

    *¡Hola Andrómeda! Olvido es una obra humana y conmovedora por cierto. Como estaba diciendo a Lourdes, ahora tengo ganas de leer la novela Angosta de Abad Faciolince. ¡Cómo crece el número de libros en el tintero, ¿no?! ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. This does indeed sound more tender than much of your chosen reading, Richard, but it also sounds like such a worthwhile experience - like Faciolince does a great job with subtle interpersonal dynamics. Between this & Woolf, your January reading has been full of familial reflection!

    ResponderEliminar
  5. *Hi Emily! The familial reflection was definitely worthwhile and a nice change of pace to boot, but it sure seems to have driven me back to Bolaño and friends rather quickly. Weird!

    ResponderEliminar
  6. Anoto lo recomendación.Me gustó mucho el párrafo del inicio pero un escritor siempre escribe para un lector ideal en este caso sería su padre.
    Me hizo recordar a la película Rosario Tijeras y al libro de Vallejo La virgen de los sicarios.
    Saludos Richard

    ResponderEliminar
  7. *¡Hola Mario! Espero poder leer la novela de Rosario Tijeras eventualmente, pero no pude soportar más que 20 minutos de mirar la película. Demasiado cursi. En cambio, los libros de Abad Faciolince y Fernando Vallejo son muy buenos. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Richard, este libro lo leí hace cuatro años y me impactó. Lo he recomendado y lo he regalado además de ponerlo en mi blog. Algunos me han dicho que no les enganchó, así que cuando veo que que este libro ha gustado a alguien me encanta.
    Otro libro que leí de este autor es Recetas de culinaria para mujeres tristes, pequeños cuentos llenos de humor, curioso libro.
    Un saludo
    Teresa

    ResponderEliminar
  9. *¡Hola Teresa! Olvido me impactó mucho también, y ahora tendré que visitar a tu blog en busca de tu reseña. ¡Qué "tarea" tan interesante para este fin de semana! De todos modos, bienvenida al blog y gracias por por mencionarmelo ese otro título de Abad Faciolince. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Was surprised and excited to find "El olvido que seremos" at my local Barnes & Noble. Really enjoying it--though I had to put it aside for The Waves--look forward to picking it up again. What an amazing father Faciolince had---also, it's refreshing to read a memoir that is a generally a positive remembrance, though of course it will ultimately be about the tragedy of his loss. Thanks again for this review, Richard.

    ResponderEliminar
  11. Hi Lourdes! Wow--so, so glad you found a copy of this (your B&N must be better than the ones out here!) and that you're enjoying it so far. Abad Faciolince's dad does sound like he was an amazing father and human being, doesn't he? Hope the rest of the memoir lives up to the beginning of it for you, but brace yourself for some difficult reading (emotion-wise) near the end. Thanks for letting me know about your find!

    ResponderEliminar
  12. I just read this book like 2 weeks ago, it's just amazing and I loved it..! Now I'm writing a paper for my school about the book and i like the idea that people from other countries know about Colombians writers besides of Gabriel Garcia Marquez, and actually love colombian literature. I'm very proud of being colombian (and very sad since the book shows our cruel reality)
    oh by the way since you like Fernando Vallejo I think you should read "El Desbarrancadero", i read it some years ago also pretty good.!
    Angela. Colombia

    ResponderEliminar
  13. Hi Angela! Thanks for your comment--I loved Hector Abad Faciolince's memoir and have Àlvaro Mutis' La nieve del almirante on my list of Colombian novels not written by García Márquez to read later in the year. Hope to get to Vallejos' Desbarrancadero soon as well since you're not the first to tell me it's a good read. Anyway, thanks for the visit, good luck with your paper, and feel free to let me know if you have any other recommendations for good Colombian authors or filmmakers. Your English is great by the way! ¡Saludos! PD: ¿Tienes un blog?

    ResponderEliminar