jueves, 9 de junio de 2011

El mal de Montano

El mal de Montano (Anagrama, 2002)
por Enrique Vila-Matas
España, 2002

Musil parece haber adivinado lo que te estás preguntando.
--Resistentes  --te dice--, gente de letras y de catacumba.  Luchadores contra la destrucción de la literatura.  Me gustaría reunirlos en algún lugar y allí empezar a poner bombas mentales contra los falsos escritores, contra las granujas que controlan la industria cultural, contra los emisarios de la nada, contra los puercos.
(El mal de Montano, 258)

Dada la rara estructura pentagonal de El mal de Montano (una novela en la forma de un diario íntimo, un diccionario biográfico, un discurso sobre la teoría literaria, un viaje sentimental, y un ensayo humilde) y las conversaciones reales e imaginadas de escritores como Kafka, Musil, y Walser que tienen lugar a lo largo de la obra, apenas es de extrañar que el mal del título se explica como lo de estar enfermo de la literatura.  ¡Vila-Matas ve los muertos!  Por otra parte, sí es sorprendente que esta obra viva se parezca a una piñata dinamitada con toda la despreocupación de Benjamin Péret insultando a un cura católico (por supuesto, el narrador de Vila-Matas protagoniza como Péret y "los enemigos de la literatura" interpretan el papel del cura en este esquema mío).  Aunque es más ambiciosa y menos de calidad constante que ese triunfo de la antinovela Bartleby y compañía, El mal de Montano es una obra chistosamente obsesiva que está a su mejor cuando explora las intersecciones entre la ficción y la realidad, la literatura y la crítica literaria.  A veces los puntos culminantes vienen en citas jugosas memorables, como en este comentario por Paul Valéry en una entrada biográfica sobre el poeta: "La estupidez no es mi fuerte" (202).  En otros tiempos, son más extensos, como el capítulo donde una secuencia dedicada a un ensayo de Alan Pauls sobre el tema de la enfermedad en los diarios del siglo XX se traslada a esta meditación acerca del valor de la sinceridad en la literatura por Witold Gombrowicz:  "¿Se ha visto alguna vez un diario que fuera sincero?  El diario sincero es sin duda el diario más falaz, pues la franqueza no es de este mundo.  Y, a fin de cuentas, ¡la sinceridad, vaya una lata!  No es nada fascinante" (145).  Entre la abundante proliferación de nombres y obras citados a lo largo de la obra, uno de los momentos más interesantes llega cerca del final en una escena en cual Vila-Matas parece hablar a través de su alter ego literario con la fuerza de un aficionado del modernismo como Gabriel Josipovici: "Me gustan las novelas que no tienen final.  El lector que busca novelas acabadas  --decía Unamuno-- no merece ser mi lector, pues él mismo está ya acabado antes de haberme leído.  Y, en fin, me acuerdo de que Walter Benjamin decía que toda obra acabada es la máscara mortuoria de su intuición" (281-282).  La máscara mortuoria de su intuición, ¿me dices?  Obviamente, tendré que leerme alguna obra de Benjamin antes de (http://www.anagrama-ed.es/)


Montano's Malady (New Directions, 2007)
by Enrique Vila-Matas [translated from the Spanish by Jonathan Dunne]
Spain, 2002

Musil seems to have guessed what you're wondering.
"Resistance," he says, "underground people of letters.  Fighters against the destruction of literature.  I'd like to gather them together and start planting mental bombs against false writers, against the rogues who control the culture industry, against the emissaries of nothingness, against the pigs."
(Montano's Malady [translated by Jonathan Dunne], 189)

Given the unusual pentagonal structure of Montano's Malady (a novel in the form of a journal intime, a biographical dictionary, a speech on literary theory, a sentimental journey-style travel diary, and the humble essay) and the real and imagined conversations of writers like Kafka, Musil, and Walser that take place within it, it's hardly surprising that the titular malady is defined as a species of "literature sickness."  Vila-Matas sees dead people!  On the other hand, what may be surprising to some is that this lively work resembles an anti-novel of a piñata blown to pieces with all the insouciance of Benjamin Péret insulting a priest (naturally, Vila-Matas' narrator stars as Péret and "the enemies of literature" play the part of the priest in this little formulation of mine).  While both more ambitious and more inconsistent than the anti-novelist's earlier triumph Bartleby & Co., Montano's Malady is a comically obsessive work which is at its neurotic best riffing on the intersections between fiction and reality, between literature and literary criticism.  Sometimes the highlights come in quick, memorable soundbites, as in the citation of a Paul Valéry quote ("Stupidity isn't my strong point") in the middle of a biographical entry on the poet (145).  At other times, they're more extended in nature, like the chapter in which a reference to an Alan Pauls essay on the theme of illness among 20th century diary writers leads to this reflection on the unimportance of sincerity by Witold Gombrowicz: "Has there ever been a diary that was sincere?  The sincere diary is without a doubt the most fallacious, because frankness is not of this world.  And also--sincerity, what a bore!  It isn't even faintly fascinating" (102).  Amid the vast proliferation of names and works cited throughout the course of the work, one of the highlight reel moments comes near the end in a sequence in which Vila-Matas himself seems to be speaking through his Josipovici-like literary alter ego: "I like novels that have no end.  The reader who seeks finished novels--Unamuno said--does not deserve to be my reader, since he himself is already finished before he's read me.  In short, I recall that Walter Benjamin maintains that every finished work is the death mask of its intuition" (207).  The death mask of its intuition, eh?  Obviously, I need to read me some Benjamin before (http://www.ndpublishing.com/)

Enrique Vila-Matas

PESSOA, Fernando (Lisboa, 1888-Lisboa, 1935).  Inventó un personaje de nombre Bernardo Soares y delegó en él la misión de escribir un diario.  Como dice Antonio Tabucchi, "Soares es un personaje de ficción que adopta la sutil ficción literaria de la autobiografía.  En esta autobiografía sin hechos, de un personaje inexistente, está la única gran obra narrativa que Pessoa nos dejó:  su novela" (182).

PESSOA, Fernando (Lisbon, 1888-1935) invented a character by the name of Bernardo Soares, to whom he delegated the mission of writing a diary.  As Antonio Tabucchi writes, "Soares is a fictional character who adopts the subtle literary fiction of autobiography.  In this autobiography without facts, of a nonexistent person, is the only great narrative work left to us by Pessoa: his novel" (130).

16 comentarios:

  1. I love the Paul Valéry quote ("Stupidity isn't my strong point"). It reminds me of the famous quote about a stupid paper made by physicist Wolfgang Pauli, to the effect that the paper was so bad, it wasn't even wrong! (The original comment was in German, and it seems that no two sources translate it the same way, but that is the gist.)

    ResponderEliminar
  2. Hola Richard: Vila-Matas me desconcierta. Con Dublinesca tuve que hacer un esfuerzo para terminarla y El mal de montano parece ser un libro muy árido, pero de los climas adversos se sale fortalecido, quizá éste libro de VM sea un descubrimiento para mi.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Bartleby & Co. made me nervous. I thought it pandered to the reader. By "the reader," I mean me, it pandered to me. It had everything I wanted. This book sounds just as bad, maybe worse. I must read it.

    ResponderEliminar
  4. *Jill: That Valéry quote is genius, is it not? And I like the story about Pauli, too (bonus points for Wolfgang being among the coolest names ever, of course).

    *Mario: ¡Hola! y gracias por compartir tus luchas con Dublinesca conmigo. Ever me dijo una vez que Vila-Matas tiene libros muy buenos y libros muy malos, pero me han encantado los dos que he leído hasta este punto (me gusta su sentido de humor, y también me gusta el hecho de que la experiencia de leer a Vila-Matas es como leer una novela y una crítica sobre la novela a la vez). ¡Saludos!

    *Amateur Reader: For some reason, I thought you had already read this one and Bartleby & Co. instead of just the latter. Of course, my (memory) loss is your gain because I think this will "pander" to you in just the right/wrong way once again. There's even a cameo by a living Frenchman who claims to be the dead Baudelaire. How can you argue with that?

    ResponderEliminar
  5. Hola Richard!
    Sólo por curiosidad, vives en los Estados Unidos, verdad? si es así dónde consigues tus libros en español? me parece que tu selección de lecturas es más amplia que el catálogo de libros en español de Amazon- mi única fuente de libros en español en los E.U. Gracias,

    ResponderEliminar
  6. *Natalia: ¡Hola y gracias por visitar! En cuanto a tu pregunta, sí, vivo en EE.UU. Aunque compro libros de Amazon y de los vendedores de Amazon Marketplace de vez en cuando, la mayoría de mis libros en español viene o de Schoenhof's (una librería especializando en libros en lenguas extranjeras, ubicada cerca de mi trabajo) o de la biblioteca universitaria donde trabajo. También he comprado más que 30 libros en tres viajes a Argentina dentro de los últimos años. De todos modos, si tienes ganas de leer más sobre estas manías mías por alguna razón, favor de ver los siguientes enlaces (el primer fue escrito hace un par de años en respuesta a un blogger chileno que me preguntó la misma cosa que ti):

    http://caravanaderecuerdos.blogspot.com/2009/09/el-cazadaor-de-libros.html

    http://caravanaderecuerdos.blogspot.com/2010/03/libromania-en-buenos-aires.html

    No he comprado libros de sus sitios, pero tengo entendido que Powell's y, en particular, Qué Leer ofrecen libros en español tambien. ¿Los conoces? Suerte con tus adquisiciones. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. *Natalia: Lo siento, pero es "cazador" y no "cazadaor" en el primer link y "libromania" y no "lib" en el segundo (se ve en Firefox pero no en IE, qué pena). ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Richard!

    http://4.bp.blogspot.com/-j9xd3chXqOo/TfTom2w-5UI/AAAAAAAAAwE/Tf_zDUCjkHU/s1600/15%2Bjunio.jpg


    Saludos

    ResponderEliminar
  9. era este...

    http://barcoborracho1871.blogspot.com/2011/06/presentacion-de-osobuco-de-ever-roman-y.html

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la respuesta, Richard.
    Desde que me mudé a los Estados Unidos hace 20 años he dejado de lado la lectura de literatura española y latinoamericana. La lectura de tu blog me ha despertado el deseo de volver a mis raíces. ¡Qué suerte tienes de tener una librería, y sobre todo la biblioteca, a tu disposición. Aquí donde vivo, estoy limitada a un tramo de Barnes and Noble y a lo que pueda conseguir en Amazon. Desde que hizo su aparición el Kindle en mi vida, al menos he podido conseguir varios libros de la literatura española clásica gratis.

    ResponderEliminar
  11. *Ever: ¡Hola y felicidades de nuevo! Nos vemos.

    *Natalia: De nada, y gracias a ti por compartir lo que has dicho sobre el papel del blog en influir el volver a tus raíces. ¡Dada mi falta de confianza en escribir en castellano, qué sorpresa tan inesperada sino placentera! ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. A Vila-Matas sólo le he leído Bartleby y compañía, pero ya veo que le encanta escribir sobre diversos autores.
    Gracias por los enlaces acerca de los libros que compras en E.U. y Buenos Aires (este último también se abre en Google chrome). :)

    ResponderEliminar
  13. *Andrómeda: ¡Hola! Claro, El mal de Montano es como un espejo de Bartleby y compañía en cuanto a sus manías y obsesiones. Me gustó. Gracias por la información sobre Google Chrome (qué raro que el url esté abreviado en Internet Explorer por acá). Ojalá tú pudiera compartir una entrada sobre donde compras tus libros en algún momento. Eso me interesaría mucho porque no sé nada de los rinconcitos bibliófilos en el DF (¿eres de la capital, que no?). ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  14. I'm afraid if I finally finish a Vila-Matas that I will turn into a completist. I tried once. I opened Bartleby and it opened like a universe of ideas. I had to shelve it because I need some quality time for it.

    ResponderEliminar
  15. *Rise: Sorry for the delay in getting back to you, but I just couldn't bring myself to confirm what you already know--you WILL turn into a Vila-Matas completist! Have actually heard that some of his lesser works are thoroughly "lesser" in some ways, but both Bartleby and Montano fully make me understand that "universe of ideas" conundrum you were faced with.

    ResponderEliminar
  16. That's okay, Richard. I had an inkling of that, given the first few frankly fabulous footnotes of Bartleby.

    ResponderEliminar