jueves, 10 de septiembre de 2009

El cazador de libros

Leox del blog chileno copado Devolución y Préstamo recientemente me preguntó si podría escribir algo sobre el tema de dónde yo, un bloguero estadounidense, compro mis libros. Le dijo, de una manera u otra, ¿por qué no? ¡Gracias por la sugerencia, Leox!
*
Leox of the cool Chilean blog Devolución y Préstamo recently asked me if I could write something about where I, a U.S. blogger, buy my books. My reply, more or less, was why not? Thanks for the suggestion, Leox!

Compro la mayoría de mis libros en castellano, en catalán, en francés, y en italiano a una librería de Cambridge que se llama Schoenhof's Foreign Books (foto arriba: 76 A Mount Auburn Street/Cambridge, MA 02138). Esta librería de subsuelo no es tan grande (de hecho, sólo tiene una sala grande dedicada a la literatura y la crítica literaria y otra más chica dedicada a los diccionarios, los manuales de gramática, y otros libros pedagógicos), pero para mí es un tesoro porque especializa en la literatura internacional en literalmente cientos de lenguajes. Entre los 25 libros a la cumbre de la lista de mis lecturas pendientes, he comprado lo siguiente de Schoenhof's: Nocturno de Chile de Bolaño (Anagrama), Rayuela de Cortázar (Cátedra), Cien años de soledad (Cátedra) y Noticia de un secuestro (Penguin Ediciones) de García Márquez, Don Julián de Juan Goytisolo (Cátedra), Non ti muovere de Margaret Mazzantini (Mondadori), Plata quemada de Ricardo Piglia (Anagrama), y La vida del buscón de Francisco de Quevedo (Crítica). No es sorprendente, entonces, que el último libro que lo compré también vino de Schoenhof's: un ejemplar del Poema de Fernán González de la serie "Odres Nuevos" del Editorial Castalia. Me encanta ver las estanterías llenas de libros con las tapas negras del editorial Cátedra y las portadas austeras de los libros medievales y renacentistas de Crítica (veáse la portada del Buscón abajo). Mi única queja con Schoenhof's es que a veces sus libros no son baratos. Supongo que este tiene que ver con la caída del dolár y las tarifas de importación, pero me pregunto cómo podría costar $30 (estadounidenses) para el mismo ejemplar de Respiración artificial de Piglia (Anagrama narrativas hispánicas) que lo compré en Argentina por $39 pesos argentinos (o $11 estadounidenses). Qué raro.

I buy the majority of my Catalan, French, Italian and Spanish books at a Cambridge bookstore called Schoenhof's Foreign Books (photo above: 76A Mount Auburn Street/Cambridge, MA 02138). This basement bookstore actually isn't all that large (in fact, it only has one big room dedicated to literature and literary criticism and a second smaller room for dictionaries, grammar manuals, and other teaching aids), but for me it's a treasure trove because it specializes in foreign books in literally hundreds of languages. Among the 25 books at the very top of my current TBR list, I've bought all of the following from Schoenhof's: Bolaño's Nocturno de Chile (Anagrama), Cortázar's Rayuela (Cátedra), García Márquez' Cien años de soledad (Cátedra) y Noticia de un secuestro (Penguin Ediciones), Juan Goytisolo's Don Julián (Cátedra), Margaret Mazzantini's Non ti muovere (Mondadori), Ricardo Piglia's Plata quemada (Anagrama), and Francisco de Quevedo's La vida del buscón (Crítica). It shouldn't be surprising, then, that the last book I bought also came from Schoenhof's: a copy of the Poema de Fernán González from Castalia's "Odres Nuevos" ("New Wineskins") series. I love looking at the shelves full of books in black covers from Cátedra and those austere covers of medieval and renaissance works from Crítica (see the cover of the Buscón below). My only gripe with Schoenhof's is that their books sometimes aren't all that cheap. I suppose that this has to do with the fall of the dollar and high import taxes, but I often wonder why the same copy of Ricardo Piglia's Respiración artificial (Anagrama narrativas hispánicas) that I bought in Argentina for 39 Argentinean pesos (more or less the equivalent of $11 U.S.) could cost somewhere around $30 U.S. here. Weird.

En cuanto a los libros en inglés, encuentro la mayoría de éstos a dos otros lugares en Cambridge: Harvard Book Store (1256 Massachusetts Avenue/Cambridge, MA 02138) y la Harvard Coop (1400 Massachusetts Avenue/Cambridge, MA 02138). La primera es mi librería preferida entre los dos porque es una tienda independiente y porque queda justo al otro lado de la calle de mi trabajo. Un buen lugar para pasar el tiempo hojeando las páginas de las nuevas llegadas. La Coop pertenece a una cadena grande (Barnes and Noble), pero es mucho mejor que las otros tiendas en la cadena (la mayoría de cuáles son librerías grandes e impersonales, sin personalidad y dedicadas a los best-sellers y poco más) probablemente debida a su clientela universitaria y bibliófila en el centro del barrio de Harvard Square. Normalmente trato de conseguir mis libros en inglés a la Harvard Bookstore primero, pero los compraré a la Coop sin ningún problema si la otra librería no lo tiene el libro que busco. De hecho, me gustan las dos y la Coop es mucho más grande que la otra (4 plantas en vez de 2 plantas). Desde estas tiendas, los siguientes títulos están esperándome: The Flowers of Evil de Baudelaire (Oxford World's Classics), Crime and Punishment de Dostoevsky (Oxford World's Classics), The Landmark Herodotus: The Histories (Anchor Books), The Melancholy of Resistance por Laslo Krasznahorkai (New Directions), Maldoror and Poemas de Lautréamont (Penguin Classics), The Betrothed de Alessandro Manzoni (Penguin Classics), Moby-Dick de Melville (Penguin Classics), Austerlitz de W.G. Sebald (The Modern Library), y The Lives of the Artists de Giorgio Vasari (Oxford World's Classics).

In regards to books in English, I tend to find most of them at two other places in Cambridge: Harvard Book Store (photo below: 1256 Massachusetts Avenue/Cambridge, MA 02138) and the Harvard Coop (1400 Massachusetts Avenue./Cambridge, MA 02138). I prefer the former of the two because it's an independent and because it's located right across the street from my job. A good place to kill time leafing through the pages of the new arrivals. The Coop belongs to a big chain (Barnes and Noble), but it's a much better version than the other stores in the franchise (the majority of which I find to be big, impersonal bookstores without character oriented towards best sellers and the like) probably on account of Harvard Square's university and bibliophile-type clientele. I normally try to buy my English language books at the Harvard Book Store first, but I'll buy them at the Coop with no hesitation whatsoever if the other one doesn't have what I'm looking for. In fact, I like them both and the Coop has the added benefit of being much larger than its competitor (four floors instead of two). I have the following titles awaiting me from these two stores: Baudelaire's The Flowers of Evil (Oxford World Classics), Dostoevsky's Crime and Punishment (Oxford World Classics), The Landmark Herodotus: The Histories (Anchor Books), The Melancholy of Resistance by Laslo Krasznahorkai (New Directions), Lautréamont's Maldoror and Poems (Penguin Classics), Alessandro Manzoni's The Betrothed (Penguin Classics), Melville's Moby-Dick (Penguin Classics), W.G. Sebald's Austerlitz (The Modern Library), and Giorgio Vasari's The Lives of the Artists (Oxford World's Classics).

Obtengo otros libros desde la biblioteca (un tema por otro día, pero la mía tiene un piso entero dedicado a los libros en castellano y italiano y otro piso dedicada a la literatura y la historia francesa), y entre los que me esperan ahora son una edición gruesa de Los sietos locos y Los lanzallamas de Roberto Arlt (Colección Archivos) y un ejemplar de The Crime of Father Amaro de Eça de Queiroz (New Directions). Además de esto, dos novelas españolas contemporaneas: Mañana en la batalla piensa en mí de Javier Marías (Anagrama) y El mal de Montano de Vila-Matas (también de Anagrama, qué sorpresa). En la primavera pasada, también compré casi una docena de libros en Argentina durante una visita con mis suegros por allá (mi esposa es argentina). Entre muchos otros, se destacan Mantra de Rodrigo Fresán (Mondadori) y Radiografía de la pampa de Ezequiel Martínez Estrada (Editorial Losada). Y a veces compro mis libros en línea cuando todo fracasa: elegí a comprar La guerra del fin del mundo de Vargas Llosa (Punto de Lectura) y Los sertones de Da Cunha (Fondo de Cultura Económica) en esta manera porque no pude encontrarlos en Schoenhof's y no me gustaron los ejemplares de la biblioteca (feos y viejos ésos). ¿Demasiada información? Quizá. ¿Diagnóstico de una debilidad libresca? Por cierto. ¡Feliz lecturas a todos!

I get other books from the library (a theme for another day, but mine has an entire floor dedicated to books in Italian and Spanish and another floor set aside for French history and literature), and among those awaiting me right now are a thick edition of Roberto Arlt's Los siete locos y Los lanzallamas (Colección Archivos) and a copy of Eça de Queiroz' The Crime of Father Amaro (New Directions). Plus, two contemporary Spanish novels: Javier Marías' Mañana en la batalla piensa en mí (Anagrama) y Vila-Matas' El mal de Montano (also Anagrama, what a surprise). Last spring, I also bought about a dozen or so books in Argentina during a visit to my in-laws (my wife's from Argentina) among which Rodrigo Fresán's Mantra (Mondadori) and Ezequiel Martínez Estrada's Radiografía de la pampa (Editorial Losada) stand out. And sometimes I buy books online when all else fails: I chose to get a hold of Vargas Llosa's La guerra del fin del mundo (Punto de Lectura) and Da Cunha's Los sertones (Fondo de Cultura Económica) in this way because I couldn't find them at Schoenhof's and I didn't like the old, ugly and generally all beat-up library copies at hand. Too much information? Perhaps. Signs of a book addiction? Definitely. Happy reading to all of you!

7 comentarios:

  1. Me gustó mucho esta entrada, gracias por compartir las compras de libros, tema que siempre resulta interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A friend of mine who used to live in Cambridge took me there for a day and showed me all her favorite haunts - including the Harvard Book Store. Cool place. I look forward to a post about your library - it sounds amazing (but then I've never experienced city libraries, only small town!)

    And may I just say, in regard to your TBR piles, "WOW!" :)

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada.

    Creo es de gran utilidad para un lector tener el tipo de librerías, que tienes en la cuidad, permite conocer detalles de otro tipo de narrativas y complementar las lecturas.
    En las librerías de mi cuidad, cada vez toman más espacio de la biblioteca los best-sellers , por sobre los libros de sellos independientes , eso tiene que ver con muchos factores , pero lo concreto es que las librerías cada vez se están volviendo más uniformes.
    En mi cuidad el 90 % de las librerías no tienen , libros en otros tiempos si quieres leer libros en francés , los puedes pedir en la alianza francesa y en ingles en el instituto norteamericano , pero el catalogo no es muy actualizado.

    ¿Tú te dedicas a la enseñanza universitaria de literatura o solo eres un lector interesado en la materia? .
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Tus vínculos con argentina se expandirán aún más si logras simpatizar con la grandeza de Boca Juniors, jaja.

    Como te habrás enterado, Vila-Matas es un pendiente y las bibliotecas públicas acá no le dan bola. Agregdo a eso, las librerias Yenny, galerna e incluso la venta on line en Tematika no los tiene en catálogo.
    Siempre es apasionante leer los puntos de contacto que tiene un lector con sus libros.
    por tu lista de libros observo que tus lecturas son amplias y van desde la europa del este hasta las porteñas lecturas de Artl, Piglia y otros. creo que hiciste una obsevación sobre el valor de un libro de Piglia, anagrama los tiene baratos, una buena tiene que existir..

    saludos Richard y que disfrutes las lecturas

    ResponderEliminar
  5. *Hola Andrómeda: Aunque estoy de acuerdo contigo que este tema siempre resulta interesante para mí cuando lo encuentro en los blogs de mis amigos, nunca hubiera pensado que los otros lectores serían interesados en leer algo sobre mis propias estrategemas para conseguir los libros. Gracias por la visita. ¡Saludos!

    *Hi Sarah: The Harvard Book Store has a great collection for it size, don't you think? I'll try and post something about the library in the next few weeks, but some of the riches of the one I mentioned have to do with the fact that it's the centerpiece of a big university library system with millions and millions of books. I won't dwell on this last fact for now because then you'll want to know why I can't seem to stop buying books when I can borrow them for free! Cheers!

    *Hola Leox: Estamos de acuerdo en cuanto a lo que dices sobre la utilidad de tener este tipo de librerías. La "librería de barrio" o está desapareciendo o se está convertiendo en algo más uniforme en los Estados Unidos también, pero afortunadamente todavía quedan muy buenas librerías en las ciudades y en los pueblos universitarios. En mi caso, las que mencioné en la entrada son ubicadas cercano a otras librerías dedicada a la poesía, a libros de viajes (guías turísticas y/o narrativas de viajes), etcétera. En cuanto a tu pregunta final, sólo soy un lector...pero tengo la suerte de trabajar en una biblioteca universitaria que me ofrece la oportunidad de "fomentar" a algunas de mis manías. ¡Saludos!

    *Hola Mario: Ja, ja, ja. Todo el mundo (o, al menos, mi hermano) me pidió comprar remeras de Boca cuando visitaba a Argentina en marzo, y yo mismo soy un admirador de ese gran argentino Juan Román Riquelme. ¡El único problema con tu propósito, pues, es que mi suegro es leal hincha de Banfield! En cuanto a los libros, sí, estoy un poco obsesionado con la literatura argentina en este momento. En líneas generales, mis otras obsesiones tienen que ver con el triángulo de España, Francia e Italia (es decir, sus literaturas y sus lenguas) y todos los países de América Latina. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Haha, as you might have guessed from my post about my library's book sale, even when I'm IN a library I can't help buying books. So I understand. :)

    ResponderEliminar
  7. Sarah, touché! I give you bonus points for that technique!!

    ResponderEliminar