martes, 27 de octubre de 2009

Plata quemada



Plata quemada (Anagrama, 2000)
por Ricardo Piglia
Argentina, 1997

Ricardo Piglia es un crack.  Después de haber leído su Respiración artificial, un par de ensayos escrito por él, y ahora su Plata quemada (ganadora del Premio Planeta de 1997), no cabe duda de que vaya a leer todo lo que puedo encontrar del novelista argentino.  Escrito bajo la sombra de Roberto Arlt, Plata quemada es un libro que cuenta la historia real de un violentísimo asalto que occurrió en San Fernando, provincia de Buenos Aires, en 1965.  Escapando con toda la plata del robo, tres de los pistoleros se trasladaron a Montevideo donde se refugiaron en un depto al centro de la ciudad.  Tomaron drogas.  Pensaron en viajar a Nueva York para cometer nuevos crímenes en Estados Unidos.  Tomaron más drogas.  Eventualmente rodeados y cercados por la policía, los delincuentes decidieron luchar a la muerte contra los canas en vez de rendirse.  Aunque Piglia va a mil con la trama desde la primera página (es una novela que se lee como una especie de Reservoir Dogs rioplatense), su novelización de los hechos reales también juega con las expectativas del lector.  Un tal Emilio Renzi, el conocido protagonista de Respiración artificial y el famoso álter ego de Piglia mismo, aparece en la segunda mitad de la novela como un periodista de un diario que se llama El Mundo (otro guiño arltiano).  Renzi sospecha que los canas y los políticos bonaerenses están involucrados con la banda del asalto y que los criminales tendrán que morir para mantener el silencio.  Sus preguntas al Comisario Silva, hechas para poder escribir una "crónica veraz de lo que está pasando" (180), abre la puerta a aún más preguntas sobre la complicidad de "la verdad" en cuanto a la ficción.  ¿Donde se sitúa la línea entre la realidad y la ficción?  No sé con certeza, pero el tiroteo final está llena de tanta adrenalina que será difícil pensar en otro desenlace tan energético.  Cinco estrellitas, etcétera.  (http://www.anagrama-ed.es/)


Ricardo Emilio Piglia Renzi

"El auto aceleró y Dorda sacó el arma por la ventanilla y le tiró pero no logró matarlo.  Para Yamandú ésa fue una prueba de que los argentinos estaban perdidos porque había una ley implícita, un código entre la gente del ambiente que todos respetaban.  Nadie abandona a un compañero herido sin tratar de ayudarlo y nadie mata a un socio que ha actuado lealmente como si fuera un buchón.  Eran unos reventados, dijo Yamandú, eran tipos que vivían en una delirata total, querían llegar a Nueva York en auto por la Panamericana, asaltando bancos en el camino y robando farmacias para proveerse de droga.  Se daban manija con eso, estudiaban los mapas, los caminos secundarios, y calculaban cúanto tiempo iban a tardar en llegar a Norteamérica.  Estaban piantados, deliraban con trabajar para la mafia portorriqueña de Nueva York, meterse en el barrio, en el ghetto latino y empezar de nuevo ahí, donde nadie los conoce.  No pueden escapar del centro de Montevideo y quieren irse a Manhattan porque el Nene escuchó que el cantor de tangos que les entregó el robo dijo que conocía a un cubano que tiene un restorán en Nueva York y se quieren ir para asociarse con él, cualquier delirio.  Nunca, dijo Yamandú, vi tipos iguales a ésos.  Exageraba, Yamandú, seguramente, para lograr aflojar la presión que tenía encima y hacerse pasar por un simple perejil, un valerio de los argentinos, que lo obligaban a meterse en manos que él no quería usar" (115-116).

6 comentarios:

  1. This sounds great! I love a good, stylish crime novel that plays with the line between fiction and reality.

    ResponderEliminar
  2. Hola Richard: Sin duda alguna Plata quemada requiere una relectura porque Piglia es un escritor detallista y cómplice con el autor.
    La recreación del asalto está muy bien y desnuda los chanchullos de la policía, no?
    Un policial copado.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Desde hace tiempo ando tras la pista de Piglia, tomo nota, gracias.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. *Emily: It is great! Piglia has written two of my favorite books that I've read so far this year, and he always seems to have multiple things going on in his stories. Hope you get a chance to read him!

    *Mario: ¡Hola! Pienso que la combinación de Piglia y Arlt va a mantenerme ocupado por mucho tiempo. ¡Tantos libros! ¡Saludos!

    *Andrómeda: ¡Hola! De Piglia, sólo he leído Respiración artificial y Plata quemada hasta este punto; sin obstante, él se ha convertido en uno de mis autores preferidos. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Yo hace años , cuando trabaja en otro la sala de lectura , lo ví , pero no lo leí.
    Lo mejor que he leido de Piglia.
    El ultimo lector
    Veo que has incorporado al tú diccionario la palabra crack
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Hola Leox: Sí, gracias por el nuevo vocabulario. He añadido El último lector a la lista. ¡Saludos!

    ResponderEliminar